lunes, 11 de mayo de 2009

Escribid correctamente, sherpas (y sherpos)

Y para dar peso a mi petición, adjunto el siguiente sucedido (verídico):
Cierto galeno atendió en una ocasión a un señor que tenía una dolencia (no recuerdo cuál). Éste acudió con su esposa a la consulta y, como buena gallega, la señora era la que se encargaba de hablar y contarle todos los padecimientos al médico. El médico examinó al paciente y le extendió una receta que ponía algo así como:

— «Medicamento tal y cual: una pastilla al día con 2 o 3 galletas».

Como el medicamento era muy fuerte, el médico le indicó que debía tomarlo con dos o tres galletas para que no afectase mucho al estómago. No había pasado ni 24 horas y la señora ya lo estaba telefoneando. Esto fue lo que le dijo al médico: «Mi marido aguanta hasta 45 galletas, pero a partir de ahí ya no le entran más, no hay manera, doctor». Obviamente, el doctor debió acentuar la letra «o» en su receta para evitar malentendidos, pues la señora se gastó su dinerito en comprar varias cajas de galletas y se obstinaba en administrarle al marido 203 galletas...


Insistiendo en el tema, el sherpa-Ete aporta el siguiente texto:
Lo que es una comita...

Julio Cortázar escribía:
'La coma, esa puerta giratoria del pensamiento'

Lea y analice la siguiente frase... y piense dónde iría la coma que falta:
'Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría a cuatro patas en su búsqueda'.
Si usted es mujer, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra "MUJER".
Si usted es varón, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra "TIENE".

Aunque yo pienso que la segunda opción no tiene mucho sentido, ¿no?.

4 comentarios:

  1. Hablando de galenos, ¿han dictado sentencia ya sobre tu menisco?

    ResponderEliminar
  2. Artroscopia. Me decían que para el lunes, pero me viene mal, por las clases. Tengo que esperar hasta agosto. Mientras, a aguantar...

    ResponderEliminar

Hala, escribe sin pasar por moderación de comentarios (siempre que la entrada sea reciente). Ya no tienes excusas:

Trialera: Dícese de la parte del camino donde tus huevos abandonan su lugar para hacerle compañia a la garganta.