sábado, 15 de enero de 2011

lunes, 10 de enero de 2011

Vídeo del Chozo y todos los vídeos

Pongo el vídeo hecho con el material de ayer. Además, más abajo, pongo los enlaces donde podéis hacer un repaso de los demás vídeos (o lo que sean) sherpas.



domingo, 9 de enero de 2011

¡Mira que somos poco originales!

Mira que es grande la sierra de Segovia (por cierto, cienes de veces más grande que la de Madrid), y resulta que hoy todo el mundo estaba allí: en el Chozo Aranguez. Bueno, todo el mundo... menos vosotros, sherpas traidores.

Las predicciones meteorológicas daban mal tiempo, por lo que el día estaba luminoso aunque, eso sí, hacía pelín de rasca. Éramos 4: Ete, Chomin y, además de moi, una nueva adquisición: Adrián, el hijo de un amigo de sh-Ch.


Pues : Despacito y silbando el Verano Azul nos lanzamos a la aventura, sin haber decidido aún hacia dónde dirigir nuestros ¿pasos?¿rodadaduras?.


Si véis la fotos diferentes es porque hoy me he decidido a experimentar. Pensaba usar la GoPro para hacer no vídeos, sino fotos. Puesta en automático, una foto cada 5 segundos y a ver qué pasaba... Pero todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Ventajas: No me preocupo de parar, quitarme los guantes, encuadrar, medir la luz... En principio todo es automático; si el sol da de frente, ¡pues mala suerte!. Resulta que a veces la distorsión de los 170º de la GoPro produce efectos interesantes, y los encuadres casuales a veces son un pequeño descubrimiento.


Los inconvenientes: No me dí cuenta, y la cámara estaba configurada para que al encenderla, automáticamente, lo hiciera en modo vídeo. De modo que a veces me he despistado y he grabado una peli cuando en realidad quería hecer fotos. Cuando he llegado a casa me he encontrado con 4GB de material, la mayoría morralla.
Y resulta que hoy la luz era dura y con el sol de frente en la mayoría de las ocasiones. Además muchas tomas están estropeadas porque caía un montón de nieve-hielo de los árboles, aparte de las tres mil veces que he chocado la cámara contra el ramaje rebosante de humedad. Así, la lente se llenaba de gotitas que estropeaban la imagen.


Así que más adelante colgaré lo que pueda hacer con los trocitos de vídeo que, aunque parezca mentira, no sale lo mismo si piensas que estás haciendo fotos.

¡Qué le vamos a hacer! Peor lo estaba pasando el corzo (supongo) que, subiendo al Salto del Idem, iba dejando estos residuos metabólicos con tan mala pinta.


La capa de nieve tapizaba ligeramente el suelo, de modo que se subía bien.


Ete, marikita, se baja para pasar la Chorranca. Yo lo pasé montado en la bici de un brinco, pero nadie me hizo la foto ;).


En el Salto del Corzo coincidimos con dos mtbKetekés, abandonados a su suerte por los Kamorka, de modo que ya teníamos noticias de que por allí nos les íbamos a encontrar. Lo que pasa es que ellos habían subido por la fuente del Chotete y Dos Cabañas, opción descartada por nosotros para hoy (lo cual me hace pensar que ya no somos lo que éramos).


Muy bonita la travesía de la meseta del Chozo, con su nieve, sus barros, su agua. De todo tenía.


 Pero... ¿Quién es ese que viene por ahí?.


Mérito tuvo reconocer a Angel-Kamorka con embozado como iba, disfrazado de ninja. Pero gracias al tigretón, lo reconocí.


Detrás de él apareció el resto de la tribu. Entre ellos, Vicente, que mañana sale para Argentina a darse una vuelta en bici. ¡Qué envidia!.

Tráenos algo, Vicente.


David Gasofa, también de ninja.


Después de las felicitaciones de Año Nuevo, continuamos, que ya nos queda poco para el chozo. Chof, chof... iban haciendo las ruedas.


Cuando, a lo lejos, comenzamos a oír voces y algo así como cánticos populares regularmente entonados.


Y en un momento me ví rodeado por una docena de andarines; gracias al cielo sus intenciones eran buenas, porque no tenía escapatoria. Por lo visto, Mamen, Tanis y sus amigos venían de celebrar el nuevo año en el Chozo con bebercios y comercios varios.  Por unos minutos no llegamos a compartirlo, pero casi mejor, porque la bajada habría sido dantesca (y zigzagueante).


Una foto para la posteridad. Si la queréis más grande, pedídmela. Y si leéis ésto, haced algún comentario. ¡Ah! Y como veréis más adelante, sí que bajamos por la Chorranca. Por sitios muchíiiiisimo más raros hemos bajado... (¿Verdad Pifo?).


En el Chozo... ¡Más gente!. Nos invitaron a lomo y queso. Otros andarines llegaban, además de otro numerosísimo -y bien uniformado- grupo de ciclistas (¿nombre?) que, ya de vuelta, pedaleaban siguiendo los ¿pasos?¿rodaduras? de los Kamorka.


Descenso hacia la Chorranca, limpiando cada dos por tres la lente de la cámara. Además yo bajaba un poco incómodo, con las ruedas infladas y rebotonas a tope, pasando con más miedo que vergüenza por zonas plagadas de resbaladizos palos-trampa.


Llegamos a la cascada de la Chorranca sin novedad. Ahora baja con un caudal importante y el salto está espectacular. Cuando ponga el vídeo, supongo que se oirá tronar el agua.


Breve parada para contemplar otra de los arroyos que bajan bravos en esta época. Domigo, seguramente, está pensando en si sería posible bajarlo. Yo creo que sí.

Él, sí; yo no.


Si miro p'abajo, sale el manillar en la foto, claro.


Cámara diferente, fotos distintas.


Bajando por esta divertidísima zona que todos los sherpas conocéis. Es el camino que sigue la cacera, justo antes de los acebos. Había que estar atento, porque cuando la rueda delantera tocaba una piedra -¡ziiiippp!-, salía despedida y te ibas a.t.p.c. Y ya estamos mayores.

(Mayores p'a caernos, no p'a montar, aclaro).


Y en esta foto consigo que salgamos los cuatro.


Sherpa-Chomin atraviesa la cacera en los Tobarejos, para tomas la bajada hacia la fuente de la Plata.


¡Hala-tú-p'allá!


Salgo otra vez en una foto que, con la Lumix, no sería posible; al menos sin riesgo para mi integridad física. Llevar las manos desocupadas me permite, más o menos, seguir a Domingo.

¡¡Mi sombra te persigue, Chomin!!

La bajada estaba en su punto perfecto de humedad. Si no fuerqa por las raíces... Aquí véis que Chomin no se baja para pasar el puente sobre el Carneros.


Así que yo, cierro los ojos, aprieto los dientes, y hago lo mismo. ¡Faltaría plus!.



Desde aquí todavía quedaba algo de diversión hasta el Puente del Niño. Luego, ya sabéis, el ineludible carril bici.

Bueno, tampoco está mal; no se hace aburrido pensamos que se trata de esquivar a corredores con i-pod, andarines en plan "a-tapar-la-calle-que-no pase-nadie" o señoras con perros atados con correa de lado a lado. Es lo que tiene.

Recordad que cuando pueda, pongo un pequeño vídeo con los "retales" de hoy. Pero cuando pueda, que ya he echado la tarde completa...

. - o O o - .

Otra cosa por el mismo precio: en este enlace está el track de una de las etapas que se ha hecho el sherpa-Sherpa en Andorra. El mapa no importa. ¡¡¡Echad un vistazo al perfil!!!.

Y hablado del sherpa-Sherpa: Wikileaks se va a quedar en bragas (con perdón) cuando salgan a la luz unos antiguos documentos que obran en mi poder sobre pretéritas expediciones pre-sherpas de nuestro carismático compañero (y en mi caso, cuñao). ¡Atentos!

SHERPALEAKS: Un botón de muestra.

Trialera: Dícese de la parte del camino donde tus huevos abandonan su lugar para hacerle compañia a la garganta.