domingo, 21 de junio de 2015

En recuerdo de todos los véspidos y de sus familiares

Tras el despiadado ataque de una avispa asesina entrenada para matar por Boli (tendrás pronto noticias de mis abogados) este finde me he quedado en el dique seco.

Bonita reacción local hasta el mismísimo codo.
Y ya van tres días. ¡Qué aburrimiento!
Parte de la tropa ha aprovechado para levantarse hoy más tarde (ya es casualidad) y darse una mini-vuelta por el Chozo. 

 

Como parece que no están por la labor de hacer crónica y yo tengo sólo una mano disponible (lo cual me deja un dedo, pues servidor es de la escuela clásica de tecleo con un dedo por mano), esto es lo que hay y así lo dejo.

Además de que un poco mosqueado sí que estoy, ya que en la entrada anterior se me olvidó presionar a los lectores y, de nuevo, volvemos a las andadas y el tema de las entradas no mejora.

¡Gañanes!

Acabo de caer en la cuenta de que el próximo fin de semana no estamos ni Pablo ni yo... ¡¿Qué va a ser de esto?!

7 comentarios:

  1. Jooooder!! vaya morcilla te ha dejao por mano la puñetera avispa....
    Y esos Sherpas!, vaya cara de velatorio....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya va bajando poco a poco; espero que no me piquen más este verano, aunque esta vez la reacción no ha sido tan escandalosa como otras veces.

      Eliminar
  2. Te hemos echado de menos, sobre todo subiendo por las zs.
    Un abrazo desde que te quiere.
    No tenemos cara de velatorio, estábamos rezando el ángelus.

    ResponderEliminar
  3. Te hemos echado de menos, sobre todo subiendo por las zs.
    Un abrazo desde que te quiere.
    No tenemos cara de velatorio, estábamos rezando el ángelus.

    ResponderEliminar
  4. jope juan, parece la mano de otro. cuídate !!!!!


    ResponderEliminar
  5. El problema es que eres muy sensible. eso le pasa a cualquier sherpa y reaccionamos como si fuera un mosquito. Espero que ya estés bien. Yo el Domingo estuve con los enanos toda la mañana así que poquita bici.
    Boli,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad: me emociono con los Pecos y Pimpinela.

      Eliminar

Hala, escribe sin pasar por moderación de comentarios (siempre que la entrada sea reciente). Ya no tienes excusas:

Trialera: Dícese de la parte del camino donde tus huevos abandonan su lugar para hacerle compañia a la garganta.